Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 33 el Mar Mayo 03, 2011 6:44 pm.

Últimos temas
» Abduction RPG
Mar Sep 20, 2011 9:37 pm por Satine M. Anstruther

» Sexo gratis y un par de polvos también.
Dom Mayo 15, 2011 10:31 pm por Afrika N. Gärtner

» This is me and this is my life. My life, my game, my rules | Afrika's Relations|
Dom Mayo 15, 2011 8:33 pm por Afrika N. Gärtner

» » Registro de Avatar.
Dom Mayo 15, 2011 3:14 pm por Oceané M. Gosselt

» » Solicitud de Cambios de Nick.
Dom Mayo 15, 2011 12:33 pm por Afrika N. Gärtner

» » Registro de Nombres y Apellidos.
Dom Mayo 15, 2011 12:30 pm por Afrika N. Gärtner

» Afrika Ninnet Gärtner
Dom Mayo 15, 2011 5:43 am por Afrika N. Gärtner

» Hate is safer than love {Jamie's RShips}
Dom Mayo 15, 2011 4:01 am por Jamie M. Kidman

» @AndreyNovikov
Sáb Mayo 14, 2011 10:18 pm por Alex I. Comăneci



1/3



 The Rol Blog

Image and video hosting by TinyPic

Wilde Tye Deas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wilde Tye Deas.

Mensaje por Wilde T. Deas el Dom Mayo 01, 2011 11:41 pm


Wilde {Tye} Deas
'¿Palabras? Sí, de aire. 
Y en el aire perdidas.'

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dátos Personales

Fecha de Nacimiento / Edad:
29 de Febrero / 21 años.

Nacionalidad:
Británico.

Sexualidad:
Heterosexual.

Apodos:
No le importa demasiado cómo le llamen. Siempre y cuando no le pegue en su ego, todo genial.

Ocupación:
Estudiante universitario.



Dátos Característicos

Apariencia:
Simon Nessman:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Psicología:
Impredeciblemente predecible. Esas son las palabras que se encuentran casi impresas en la frente de Wilde. Alguien que llama la atención tanto por su incomparable carisma como por su presencia imposible de ignorar. "El alma de la fiesta", suele ser llamado y a veces también dicen que es el bufón de todos. ¿Qué importa? El fin justifica los medios y él lo aplica en todo momento. Si es necesario que se rebaje a lo peor por conseguir algo no dudará en hacerlo. Le encanta ser protagonista de las pláticas de la gente. Es de ese tipo de personas. A veces torpe, aunque te hace pensar que es adrede, iluso, algunos dicen; lo que queda claro es que es un payaso de primera. No se toma absolutamente nada en serio. Le ve el lado gracioso a todo, no el bueno, que es distinto. Se ríe de las desgracias ajenas y no teme recibir algún que otro golpe por ello, es más, adora las peleas y mucho más si es él quien las inicia. Muestra una ignorancia aparente y es demasiado curioso, al punto de rozar la incomodidad. Y es que no le importa tener que acosar –literalmente– a una persona con tal de conseguir lo que desea. Para él el límite es el cielo y queda demasiado lejos como para poder complicarse la vida con respecto a ello. No le pena nada, absolutamente nada. Aunque si existiera una debilidad en su pequeño y reducido diccionario serían las mujeres. Con ellas –sobretodo en multitudes– suele mostrarse diferente, aunque es parte de lo que él es y no le da pena aceptarlo, así es, no hay de otra. No le gusta comprometerse a las cosas ni a las causas. Le encanta que las chicas le hablen, incluso que le rueguen, pero tampoco es un completo mujeriego, prefiere parar en seco a seguir más allá.

Una sonrisa de autosuficiencia siempre se encuentra plasmada en su rostro y es que es un hombre bastante difícil de tratar. No, no es demasiado 'complicado' como tal ya que no se plantea cuestiones existenciales. Ser o no ser queda muy lejos de su entendimiento, pero sí es alguien que, de no ser una persona sumamente paciente, jamás se podrá comprender su forma de actuar. Y es precisamente el hecho de que parezca alguien con pocas ideas y que sólo sabe ser un completo bully que termina siendo sorprendente cómo poco a poco su personalidad arrastra a cualquiera a escucharle, a comenzar a plantearse las cosas como él. Wilde domina las pláticas y si él no desea que se hable sobre algo cambiará el tema, no de manera abrupta, sino con pequeñas transformaciones hasta que se haga lo que él desea. Y es que él se adapta a cualquier situación. La mejor forma de sobrevivir a un sitio es cambiando de actitud, de forma de ser y a veces, de pensar. Él siempre evoluciona, siempre sorprende; toma las riendas de todo, no le gusta que le dominen. Cuando algo parece imposible él demuestra que no es así y que siempre hay excepciones a toda regla. Su mayor recompensa es la cara de asombro de todos aquellos que pensaron que Wilde, el chico payaso, era incapaz de hacer algo. No le gusta ser el pez que sigue a la corriente, sino el que lucha contra ella y no se detiene sino hasta que logra su cometido. Una vez que inicia algo lo lleva hasta las últimas consecuencias, sin importar cuáles sean. Le gusta a veces desligarse de sus propias responsabilidades, pero cualquier persona lo hace y él no es la excepción –ahora no lo es–. Demasiado aferrado con las cosas que le llaman la atención. Se obsesiona fácilmente con algunos temas y no los deja sino hasta que sus dudas fueron completamente saciadas.

Aparentemente ignorante, pregunta y pregunta sobre asuntos que se supone debe saber ya. Mucha gente se cuestiona si en realidad ha terminado los estudios necesarios. Corrupto cuando es necesario, honesto cuando se requiere, un camaleón en todo momento. Duda siempre de las intenciones y los ideales de la gente. Así es como se da cuenta cuando alguien es realmente lo que es porque lo desea y no por seguir lo que los demás le dicen y le han impuesto. Que se haga algo por costumbre no significa que deba ser así ni que esté bien. Cree que cada quien tiene su propia forma de pensar y de saber qué es bueno y qué es malo, sólo que unos no lo tienen demasiado claro y se toma a la tarea de descubrir y ayudar a aquellos que se ven más perdidos. Mantiene a sus enemigos tan cerca como a sus propios amigos y nunca le da demasiada importancia a una persona en especial. Confía en todos y en nadie al mismo tiempo. Es la persona más leal que existe, pero por el contrario no dudará en apuñalar a quien sea por la espalda. Sólo es cuestión de hacer despertar el sitio correcto de su empatía y personalidad. Bastante voluble en cuanto a opiniones sobre la gente se trate. No habla mal de nadie, pero tampoco dice maravillas sobre nadie. Es tan honesto como un niño y tal vez por eso es que es tan molesto. Es tan difícil hacerlo enojar que resulta cansino. Es mejor mantenerse alejados de este hombre, no es una amenaza –tal vez–, pero ciertamente proporciona dolores de cabeza imposibles de ser remitidos en un buen tiempo. Actúa dependiendo lo que le convenga en ciertos momentos y a veces eso implica hacer lo contrario a lo que debería. Siempre sale por la tangente y encuentra la respuesta más estúpida, pero a al vez la más lógica. Un hombre difícil de seguir y mucho más complicado de tratar. En realidad es alguien que jamás mostrará su verdadera cara. Un día puede ser alguien bastante acomedido y amable y otro un patán de lo peor.
Gustos:
» El sabor de un buen café americano por las mañanas. Tal vez acompañado con algún delicioso tipo de pan.
» La brisa que suele sentirse sólo en la playa. Además de que el olor es único e irreemplazable.
» La buena compañía. Él no cree en el dicho de "mejor solo que mal acompañado" ya que cada quien ve a sus acompañantes de la manera que cada uno desea.
» Las mujeres. No importa si son chaparras, altas, gordas, morenas, rubias... cómo sean. Todas tienen un valor especial y él no duda en hacérselos saber. Es un gran romántico.
» Las buenas fiestas. En general pasarla bien con algunos tragos, claro que nunca en exceso.
» Ver cómo la gente pierde control sobre sus emociones, le causa demasiada hilaridad.
» Ser el causante de cualquier problema, plática, situación, etc, etc, etc.
» Que le menosprecien y le echen tierra. Es mucho más gratificante el final. Quien ríe el último ríe mejor.
» Ponerse retos y superarlos. No desea ser mejor persona, pero sí le agrada estar un paso por delante de los demás.
» Que le consideren un idiota... DIOS... se ríe tanto con eso.
» La comida de todo tipo, casi siempre se encuentra comiendo algo.
» Encontrar los puntos que hacen enfurecer a la gente y repetirlos una y otra vez. Tal vez es que adora ser odiado.
» Apostar. Es algo que simplemente no puede evitar, sin importar qué esté envuelto.
» Los idiomas, sobre todo su propio idioma. Lo ama con pasión.
Disgustos:
» La gente que no aprecia las buenas charlas. En otras palabras, los que son demasiado callados.
» Darse a conocer por completo. Entre más estúpido le crea la gente y entre más le menosprecie y le subestime es mejor.
» Los que menosprecian una vida humana y la hacen menos. Toda forma de esclavitud y de prostitución le parecen repugnantes. ¿Cómo es que la sociedad llegó a eso?
» Que comiencen a dudar de su acto. Corre peligro entonces su 'integridad', jamás podría ocurrir.
» La gente que se queja de lo que vive y no hace nada por solucionar las cosas. Los parásitos vivientes.
» Personas inseguras. No le desagradan, sino más bien le causan cierta lástima.
» Los que adoptan una pose de víctimas y que siempre intentan llamar la atención. Es del tipo de gente que más le causa enojo y, por lo tanto, hilaridad.
» Que le dominen, eso le fastidia, aunque no lo muestre.
» Cuando sus verdaderas emociones son sacadas a la luz. Es bueno reprimiendo las cosas y que su acto caiga no es nada placentero.
» La rutina. La aborrece por sobre todas las cosas. Toda su vida fue una, así que no desea repetirlo.
» Los que viven con los ojos vendados a nuevas posibilidades y a todo lo que les rodea. No tener ideas propias. La característica principal de un humano es que tiene libre albedrío.
Otros:
• Hobbies:
» Jugar ajedrez, incluso lo hace solo, es algo que siempre le ha agradado. Requiere de mucha paciencia y la de él es casi infinita.
» Responder preguntas con otras preguntas... ¿un mal hábito? Hmmm... tal vez.
» Rodear los temas. Rodeo tras rodeo. Desesperar a la gente con eso, es un simple juego y el que se enoja pierde.
» Molestar a la gente, es experto en eso. Busca el punto débil de ellos y pica ahí incontables veces. Lo adora.
• Miedos:
» Sentirse atado a algo o a alguien, nunca lo ha estado y no sabría cómo comportarse. Simplemente tiene miedo de llegar a echarlo a perder.
» Que la sociedad termine siendo todo paz y amor. Al final la razón por la que la vida es tan emocionante es el hecho de que exista guerra y desacuerdos de todo tipo. Perder todo aquello crearía un desequilibrio y eso sí que terminaría con todo lo que se conoce.

Dátos Históricos

Arbol Genealógico:
Bernard Deas: Hijo de un par de ejecutivos. Un hombre aburrido, aunque bien parecido y por eso logró conseguir a Rosalie. Amable y agradable, aunque no por eso más interesante que el canal de las noticias. Crió a Wilder hasta que éste le dejó. Su paradero es desconocido.
Rosalie Ainsworth: Hija de un doctor y una psiquiatra. Siempre buscó lo mejor en cuanto a apariencia y dinero se trataba. Quería tener una vida bien asegurada y, cuando la tuvo, al final no fue suficiente para ella. Dejó su casa porque aspiraba a más y ya no aguantaba su vida. Su paradero es desconocido.
Historia:
"¡Qué vida tan trágica!" "¡Pobrecito!" "¿Cómo pudo soportar tanto?"... Esas frases serán descartadas de este pequeño relato. ¿Cómo comienza la vida de Wilde? En el canal de parto, ciertamente, como ocurre con todos, pero... ¿qué puede ser especialmente rescatado de la vida de este hombre? En realidad nada. Hijo de un hombre bien asalariado, vendedor de automóviles y de una enfermera más... nada que poder sacar a la luz. Hijo único de aquél matrimonio que poco después del año de estar unidos perdió la magia y la rutina hizo acto de presencia. Dejar al pequeño al kinder, ir al trabajo, volver a casa, comer, charlar sobre los eventos más "importantes" en el trabajo y dormir. Tal vez follar alguna vez cada semana –luego cada mes, para terminar siendo cada 4 e incluso cada 6– y todo se repetía día a día. ¿Qué hacía un niño como él cuando le hacía falta la atención de sus padres? Pues era claro: sacar malas notas, ser un rebelde busca pleitos en la escuela, ser llamado a la dirección y recibir miles de reportes. Siempre se dice que la educación viene de casa y precisamente eso fue lo que ocurrió con Wilde. Sus padres jamás se preocuparon por él y Tye, en un intento por provocar el revuelo de sus padres, terminó siendo como es ahora. El molestar a los demás, ser el líder y esperar que los demás le siguieran se convirtió en una costumbre, en su forma de ser y de actuar. Pero él nunca fue un chico tonto, solamente un tanto vago y sin muchas ganas de aprender lo que otros le indicaban. En lugar de ello leía por su cuenta e incluso llegaba a tener debates con sus profesores, manteniéndoles la contraria siempre y respaldando sus comentarios en hechos. Muchos maestros renunciaron debido a él. Los problemas que ocasionaba ya eran demasiados y su madre –que tenía muchas ambiciones en la vida– no pudo con ello, así que se fue de casa, sin más. No fue una pérdida demasiado importante para Wilde, no mucho más que la simple idea de que si tu madre te abandona debe doler.

Movieron su lugar de residencia a Sydney, debido a que su padre no podía pensar en la idea de que su mujer podía estar en algún lugar cercano a él. Logró sustentar a Wilde por algunos años y llegó a enamorarse, pero el hecho de tener a Wilde "el chico problema" como hijo no le favorecía demasiado. Vivió soltero toda su vida hasta que el chico se dio cuenta de que quería mucho más que ser mantenido por un hombre aburrido que no hacía más que echarle la culpa por su mala vida. Aquella situación no hacía más que causarle lástima por el hombre y risa. Y así, logró ingresar en un buen colegio, conseguir beca y largarse de su casa, sin decir siquiera adiós. Nunca ha sentido arrepentimiento por ello y jamás ha contactado con él después de eso. No está seguro si su padre todavía le busca o si siquiera lo intentó desde un inicio, no es algo que le interese de verdad. Comenzó a trabajar y rentó un pequeño espacio simplemente para dormir y nada más que eso.

A la fecha suele comer fuera e incluso consigue dinero de sus compañeros a los que nunca les paga. Una sanguijuela viviente, nunca le ha importado ser eso ni que le llamen de esa forma. En realidad nunca ha habido algo que en realidad le importase. Hace un año, aproximadamente, ocurrió un incidente en el cual él se vio implicado. Una de las dos chicas con las que solía compenetrarse se quitó la vida por culpa de él. La razón nadie nunca la supo ya que todo pasó demasiado rápido. Este acontecimiento implicó muchas más cosas que él hubiese querido. Por unos meses se mantuvo recluido, pensando sobre las cosas. Incluso pensaron que había cambiado, recapacitado, pero regresó siendo el mismo –en apariencia–, ¿aprendió verdaderamente la lección? Nunca supieron y seguramente nunca lo sabrán.
avatar
Wilde T. Deas

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 01/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.